Saludo de la nueva Directora de OIT/Cinterfor

Anne Caroline Posthuma

Es un honor asumir la dirección de Cinterfor. Al mismo tiempo, es una gran responsabilidad liderar al Centro en este difícil momento.

El mundo ha cambiado de maneras significativas en el primer semestre de este año. 

Durante 2019 conmemoramos el centenario de la OIT, nacida inmediatamente después de la primera guerra mundial, en medio de una crisis motivada por este conflicto, pero también por las consecuencias económicas y sociales generadas por la revolución industrial. Se ha creado algo único hasta entonces, una Organización con la misión de promover la justicia social con el concurso de gobiernos, empleadores y trabajadores integrados en un funcionamiento tripartito. Es una inspiración para nosotros recordar que la Constitución de la OIT, en su segundo párrafo, ya hacía hincapié en el papel de la formación en su mandato. 

Aquellos principios fundacionales que nos sirven de brújula se expresaron 100 años después en la nueva Declaración de la OIT sobre el Futuro del Trabajo que, una vez más, pone énfasis en el papel de las competencias y el aprendizaje permanente para facilitar las transiciones de las personas en el mercado laboral. En la misma forma, el informe de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo “Trabajar para un futuro más prometedor” lanzado en febrero de 2019 incluyó como su primer pilar aumentar la inversión en las capacidades de las personas. 

El segundo siglo de la OIT nos encuentra también en medio de una crisis. La historia se repite y el mundo sigue necesitando que la Organización ayude a encontrar, mediante la cooperación entre los países y el diálogo tripartito, el camino a seguir para el logro de la justicia social y el desarrollo de competencias.

Al igual que la OIT, Cinterfor fue creado (1963) a partir de una necesidad expresada por los países latinoamericanos de disponer de una herramienta que, a través de la cooperación, apoyara el aumento y la mejora de la calidad de la oferta de formación profesional, esencial para alcanzar sus objetivos de desarrollo económico y social. Desde entonces, Cinterfor ha trabajado para servir a las instituciones y organismos de formación profesional integrantes de su red, promoviendo y animando aquel espíritu de generosidad y cooperación que inspiró a su creación. 

En la era de la pandemia del coronavirus y sus impactos sociales y económicos, Cinterfor sigue atendiendo y trabajando con sus miembros. Nuestro ciclo de actividades y videoconferencias sobre el impacto de COVID-19 en la formación ha reforzado la importancia fundamental de nuestra red para compartir información, intercambiar buenas prácticas y fortalecer el diseño, desarrollo y oferta de la formación para fomentar las capacidades, incluida la creciente demanda de una mejor formación a distancia. 

Así, trabajando juntos, construiremos un camino en que la formación profesional esté en el centro de una «mejor normalidad» posterior a COVID-19.

Saludos cordiales,

Anne Caroline Posthuma
Directora OIT/Cinterfor

 

Acceso a breve CV

Linkedin