Trabajo decente y formación profesional

<p>Realiza un sumario de los conceptos que se han ido sumando a la formulación primitiva lanzada por el Director General de la OIT , así como las relaciones ineludibles entre el trabajo decente y la formación profesional, proponiendo un enfoque en el que ésta no solo es un derecho humano fundamental, reconocido por las más importantes normas, sino también un instrumento económico indispensable para la modernización de las estructuras productivas y las sociedades integradas en un proceso irreversible de mundialización. Concluye señalando que el concepto de trabajo decente aún está en construcción, de profundo contenido ético y que tiende a resaltar la importancia de los derechos del trabajador y de la calidad de las condiciones de trabajo. Es claro que en el marco actual educación y trabajo tienden a coincidir cada vez más: la educación y la formación son la piedra angular de un trabajo decente.</p>


AdjuntoTamaño
PDF icon Acceda al documento64.25 KB