Cuatro afirmaciones en torno a la certificación: todas falsas

Boletín OIT/Cinterfor 153

<p>Muchas son las interpretaciones, acercamientos metodológicos y discusiones en torno a la certificación de las capacidades laborales. Los actores de la formación profesional en la región están utilizando crecientemente los principios y metodologías relacionadas con la formación y certificación basadas en competencias laborales. ¿Por qué el tema ahora despierta tanto interés? ¿Qué tan claras son las razones que conducen a diferentes actores, públicos y privados, a implementar sistemas de certificación? El autor intenta dar respuesta a estas preguntas. En su primera parte el artículo expone de una manera sucinta las diferentes iniciativas que se vienen adelantando en la región. En la segunda aborda el tema central y es el análisis de cuatro afirmaciones acerca de la certificación. Concluye afirmando que el arreglo institucional implícito en una institución de formación profesional puede cumplir con los criterios de calidad exigidos para la certificación. A tal efecto se debe garantizar la participación de los actores interesados, quienes pueden aportar su punto de vista para juzgar la eficiencia de los servicios y la transparencia de las acciones de certificación. Un buen proceso de formación, con los materiales necesarios, los docentes calificados, los currículos actualizados y los ambientes educativos requeridos, puede ser la base para un proceso de certificación, transparente y confiable. Al pensar en tal objetivo el autor sugiere preguntarse ¿qué podemos hacer para mejorar la formación y para disponer de buenos programas y medios para el reconocimiento de las competencias adquiridas en el trabajo?</p>


AdjuntoTamaño
PDF icon Acceda al documento111.49 KB