Caja de herramientas - Orientación laboral

Caja de herramientas

Materiales Conceptuales

Materiales didácticos

- Qué es lo que conozco de mí y del mundo del trabajo
- Construyendo mi proyecto ocupacional
- El mercado de trabajo
- El trabajo independiente

 

Apoyos para la acción

 

A continuación se presentan algunas lecciones aprendidas, ejemplos de líneas de acción y estrategias para implementar la Orientación Laboral que han demostrado su pertinencia y eficacia para escenarios heterogéneos.

  • De acuerdo a sus características, organización y estructura, las entidades de formación pueden incorporar las tareas y responsabilidades de la Orientación internamente, es decir de manera directa, o en coordinación o convenios con Servicios de Empleos, públicos o privados, con otras entidades y con los diversos interlocutores sociales. Asimismo, algunas de las funciones y aportes de la Orientación pueden ser asumidos por Desarrollo Curricular, especialmente si se adopta la metodología de PO, por Comunicación o por la/s persona/s que tenga a su cargo el contacto directo con los sujetos de atención pero lo que siempre habría que asegurar es la comprensión de su nuevo rol y la mirada de género. Cada vez está más extendida la necesidad de ofrecer a las personas la posibilidad de descubrir y desarrollar capacidades y aptitudes para que, en concordancia con las demandas del mercado laboral, se informen y reflexionen para tomar decisiones que las conduzcan a una vida activa, productiva y satisfactoria.

A diferencia de cómo se visualizaba la Orientación en la década de 1970, la Recomendación 195 de la OIT sobre Desarrollo de los Recursos Humanos 1, aprobada en 2004:

  • convoca a los países a "asegurar la provisión de información y orientación profesional, información sobre mercados de trabajo, trayectorias profesionales y asesoramiento sobre el empleo";
  • postula que, entre otros contenidos, se debe “proporcionar información y orientación en materia de capacidad empresarial, promover las competencias empresariales y sensibili­zar a educadores e instructores acerca del importante papel que desempeñan las empre­sas, entre otros, en lo que atañe al crecimiento y a la creación de empleos decentes” ; “ promover y facilitar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)” a las que la Recomendación considera formando parte de la educación básica obligatoria; 
  • afirma su aporte para el trabajo decente al establecer que debe ser "complementada con información relativa a los derechos y obligaciones de todas las partes, en virtud de la legislación del trabajo y otras formas de reglamentación laboral". Sostiene también que los países deberían "asegurar y facilitar durante toda la vida de la persona la participación y acceso a la información y orientación profesional".
  • Una línea de acción bien potente que puede desarrollar el componente es la promoción de la oferta formativa, con énfasis en las áreas no tradicionales y de alto contenido tecnológico en los establecimientos de educación básica general, explicando las características y posibilidades de inserción y desarrollo de carrera, habilitando visitas a los centros formativos, diálogo con profesionales, etc.
  • La extensión y redefinición de la Orientación Laboral y de los Servicios de Empleo se ha visto potenciada por las TIC que, con su enorme capacidad de relacionar y cruzar información, permiten relacionar la oferta de cursos con los perfiles ocupacionales con mayor requerimiento por parte del mercado; la demanda de trabajadores/as con egresos de la formación; las tendencias y potencialidades del desarrollo local con la oferta de productos o implementación de servicios por parte de personas individualmente o asociadas en micro y pe­queñas empresas, cooperativas, etc.

En el último quinquenio, los Ministerios de Trabajo y las entidades de formación profesional de la región vienen incorporando de manera sostenida la oferta de OL mediada por TIC. Se trata de un proceso en desarrollo que responde a una lógica incremental y con diversos grados de maduración tanto al interior de los servicios específicos brindados como en la configuración sistémica. Se avanza paulatinamente hacia la concepción de Orientación Laboral no sólo como una instancia de información previa a la elección vocacional sino como una herramienta para dotar a las personas de competencias y recursos para manejar mejor y más autónomamente su itinerario laboral. Un claro testimonio de esta evolución se obtiene al navegar por las páginas web institucionales. Algunos ejemplos de lo que están disponibilizando las entidades de la región son:

  • Oferta formativa
  • Divulgación de cursos por especialidades y niveles, becas, otros servicios. 
  • Información sobre perfiles ocupacionales, competencias de egreso, mallas curriculares, familias afines, características de la inserción.
  • Demanda laboral
  • Artículos, documentos, investigaciones, enlaces
  • Observatorio del mercado laboral
  • Intermediación Laboral
  • Bolsa de trabajo
  • Oficinas específicas de atención
  • Orientación/apoyo formativo
  • Materiales de apoyo para la búsqueda de empleo, para el autoempleo y el desarrollo de actividades empresariales
  • Servicios virtuales e integrados de empleo vinculados con opciones de formación profesional, acceso a servicios de promoción empresarial y de orientación ocupacional.

En la Caja de Herramientas se han incluido algunos link a título de insumos que si bien no responden en su totalidad a los enfoques y criterios aquí planteados pueden ser complementados con ellos.

  • La OL es también una fuente de identificación de perfiles ocupacionales con potencialidades de inserción: cuando se establece contacto con comunidades o grupos de personas que comparten un mismo interés, están desarrollando un producto o servicio y requieren de formación técnica, gestión empresarial, etc. Mediante la vinculación con organizaciones sociales, ONG, autoridades locales, etc., se puede partir de los sujetos de atención para desarrollar una oferta lo que es especialmente valioso para contribuir con las estrategias de empleo local, atención de grupos poblacionales específicos, en condiciones de vulnerabilidad, afectados por discriminaciones, etc.
  • La redefinición de OL propuesta así como la metodología de PO ya ha sido validada y aplicada en experiencias demostrativas en Servicios de Empleo y de Intermediación Laboral, demostrando su pertinencia y aporte para la mejora de la calidad de la oferta.

 

Interrelaciones con los otros componentes

 

  • Articulación con el entorno productivo y social para procesar sus requerimientos y orientar las opciones y los proyectos ocupacionales de la población-meta. Para que la Orientación Laboral sea exitosa debe disponer de información, tanto cuantitativa como cualitativa sobre el contexto económico, las condiciones laborales y tecnológicas, las competencias tanto técnicas como aptitudinales que ellas plantean a las personas trabajadoras. En un escenario donde el empleo se genera de en pequeñas cantidades, casi de uno en uno esta interacción es fundamental para identificar nuevos nichos de empleo y/o para ampliar o mejorar las condiciones y potencialidades de los existentes. El accionar conjunto de ambos componentes hace posible el sistema de información.
  • Desarrollo Curricular para la planificación y administración de las acciones formativas (información sobre perfiles objetivos y subjetivos, accesibilidad de horarios y locales, infraestructura, requerimientos de ingreso, pruebas de selección en caso de corresponder, etc.) ; el abordaje y la formación en las competencias de empleabilidad tanto a nivel general como las que se requieren para la especialidad concreta pero también para instrumentar las metodologías didácticas más adecuadas para el perfil de los distintos grupos de participantes.
  • Estrategia de comunicación para encarar la difusión de la oferta, la convocatoria más acorde a la población-meta, los mecanismos de incorporación o selección de corresponder y, fundamentalmente, para llevar adelante la actitud proactiva de promoción de la diversificación ocupacional, de combate a la discriminación y eliminación de estereotipos y barreras.
  • Estrategias complementarias para enfrentar las desigualdades e inequidades, atender las necesidades y singularidades de las personas y, como se verá a continuación, para utilizarlas como metodología didáctica para el fortalecimiento de la autoestima, la autonomía, el poder de decisión y, ante toda, para la revisión y superación de las marcas de género e inequidad social.
  • Monitoreo, evaluación, sistematización y diseminación para instrumentar el acompañamiento y el seguimiento de los sujetos de atención y retroalimentar a las políticas con los resultados.


-----
1 Recomendación 195 sobre el desarrollo de los recursos humanos: educación, formación y aprendizaje permanente